Series que no te puedes perder: Sense8

Sense8, la serie más emocional y personal creada por los hermanos Wachowski para Netflix

sense81

Los 8 personajes principales de Sense8

Todo empieza con una muerte y ocho nacimientos. Ocho vidas, ocho historias, ocho personas conectadas entre sí a través de sus emociones. La máxima expresión de la empatía humana llevada al extremo, donde ocho desconocidos se encuentran interconectados por una causa misteriosa, eliminando cualquier barrera espacio-temporal entre ellos. Sense8 (2015) es una serie creada por los hermanos Wachowski, mundialmente conocidos por ser los padres de la mítica saga “Matrix”, con un tinte de ciencia ficción más que familiar. Junto a ellos, J. Michael Straczynski (creador de la serie de culto Babylon 5), Tom Tykwer y James McTeigue (director de V de Vendetta) se suman al equipo creativo de la serie, que promete sin duda varias temporadas de misterios.

Entre los temas que toca la serie, uno de los aspectos más importantes dentro de las tramas narrativas es la alta representación del colectivo LGTB. Un aspecto que, si repasamos brevemente la cultura audiovisual de los últimos años, es algo “novedoso” en cuanto a que se introduce, por primera vez, un personaje transexual y homosexual como es Nomi (Jamie Clayton), una de las ocho sensates que vive profundamente enamorada de su novia Amanita (Freema Agyeman), regalándonos varias escenas del amor más puro y humano que se pueda imaginar. La reafirmación de la identidad de Nomi como mujer es el puro reflejo de la historia personal de la propia Lana Wachowski (nacida como Larry) mostrando la lucha interna que sufre este personaje que vivió en su propia piel años atrás con su cambio de sexo.

 

Amanita (izq.) y Nomi (derecha) en los primeros episodios de la serie

 

El cambio de género de Lana Wachowski

 

En cuanto a los actores, podemos ver más de una cara conocida. El español Miguel Ángel Silvestre interpreta a Lito Rodríguez, un actor mexicano de gran éxito entre las mujeres por sus papeles de galán heroico que guarda un secreto: su verdadero amor se llama Hernando (Alfonso Herrera).

 

Hernando (izq.) y Lito (derecha) el día que se conocieron en el museo.

Los que sois más serieadictos, reconoceréis en el primer instante a Naveen Andrews, actor que interpretó a Sayid Jarrah en la mítica serie Lost (Perdidos) dando vida a Jonas Maliki, un sensate que pretende ayudar a los sensates, poseedor de grandes respuestas a los misterios que se plantean tras la muerte de Angelica (Daryl Hannah), “madre” de esta nueva generación de sensates.

Captura de pantalla 2016-03-30 a las 12.59.45

Naveen Andrews (Maliki) y Daryl Hannah (Angelica) en el primer episodio de Sense8

Otro de los personajes, que se presenta como la reencarnación del mismísimo Bruce Lee en versión femenina, es Sun Bak (Bae Doona). Una chica japonesa que carga con los errores de su padre y su hermano, empresarios de una gran corporación y que la convierten en una supermujer implacable. Ligada a ella y desde Nairobi, tenemos a Capheus (Aml Ameen) un joven conductor de un autobús muy peculiar, que hace honor a su ídolo Jean-Claude Van Damme que le inspira para hacer frente a todos los problemas que se le presentan al buscar recursos para ayudar a su madre enferma de SIDA. Un personaje encantador y transparente, que da el toque de humor y humildad a la trama.

Sun (izq.) y Capheus (derecha) en un encuentro en Nairobi

Desde la India, tenemos a Kala Dandekar (Tina Desai) una hindú devota en la ciudad de Bombay que trabaja como química farmacéutica, destinada al matrimonio con un hombre que no ama. Una chica de gran corazón que cree que su dios Ganesha quiere hacerle una mala jugada “enviándole” a un Adonis rubio que se le aparece en los momentos más inoportunos. Este “demonio rubio” es Wolfgang Bogdanow (Max Riemelt), un ladrón de Berlin que forma parte de una banda de crimen organizado, más duro que una piedra, pero que cae rendido a los encantos de Kala.

Kala y Wolfgang en un encuentro en Mumbai (India)

Y la última pareja, la forman Riley Blue (Tuppence Middleton) y Will Gorski (Brian J. Smith). Riley es una DJ islandesa con un mundo interior muy nostálgico, marcado por un pasado oscuro que la obliga a huir a Londres. En una de las conexiones sensate, tropieza con Will; un policía de Chicago atormentado por un crimen sin resolver que vivió en su niñez.

Will y Riley descubriendo su conexión en un bar de Londres

Hasta ahora podemos disfrutar de la primera temporada de la serie, con 12 capítulos que abren boca a todos aquellos amantes de los misterios sin resolver. Si este fin de semana no tienes plan y te apetece una buena sesión de sofá-manta, te recomendamos esta serie que sin duda, te enganchará desde el primer momento.

 

 

¡Buen fin de semana, Cruïllerxs!